Conoce la Ruta 82

 

Conoce la Ruta 82 y descubre a cada paso algo distinto y espectacular para disfrutar en este paraje de Montaña y Río.


Cacheuta

Desde 1822, Cacheuta, debido a sus aguas termales, gozaba de gran reconocimiento. Ya en 1830 José Félix Aldao, el terrible "Fraile General", acudía a tomar sus benéficos baños. A fines de XIX, la zona adquirió dinámica por la llegada del Ferrocarril Transandino. En 1893 se construyeron las primeras piletas para los baños. Una creciente de verano de 1898, las destruyó; nuevamente en 1902 se volvieron a construir otras piletas. En 1910, se inaugura el viejo Hotel Termas de Cacheuta con 152 habitaciones cada una con su baño termal.
Este Hotel contaba con dos torres con ascensores, uno que comunicaba un andén de tren exclusivo para el Hotel, con el lobby y el otro trasladaba a los pasajeros desde el hotel hacia los baños termales. Cuentan que, estos ascensores fueron el tercer y cuarto ascensor de Mendoza. Entre las instalaciones del Hotel se destacaban el salón de baile, un casino y dos restaurantes (uno para mayores y otro para niños) a los que se debía ingresar con saco de traje propio o prestado por el Hotel.
El 10 de enero de 1934, el Hotel recibió un golpe letal que cambiaría para siempre su destino. Todo comenzó cuando el glaciar del Río Plomo obstruye la quebrada del Cerro Homónimo, haciendo una represa natural, que durante años fue acumulando agua y formando una gran laguna. El 10 de enero, el glaciar no soportó más la presión que ejercía el agua en la débil pared de hielo y colapsó. El agua bajó por la quebrada del Río Plomo en dirección al Río Tupungato, el cual confluye en el Río Cuevas y el Río Vacas dando nacimiento en ese mismo lugar al Río Mendoza. De esta manera, el agua corrió río abajo destruyendo toda villa costera a su paso y cuando llega a Cacheuta una ola a 35 km por hora y siete metros de altura impacta la pared de piedra del costado del hotel inundando por completo los baños termales y la torre que comunicaba el hotel con los mismos. Algunos cimientos del Hotel caen producto de este impacto.
Luego de este día nada fue igual, el hotel ya no contaba con el esplendor de aquellos días, ya no contaba con sus baños termales. A su vez, el Hotel comenzó a sufrir algunos deterioros que al pasar el tiempo fueron incrementándose. Las malas administraciones también influyeron hasta tal punto que en la década del 70 el hotel fue abandonado. Al no haber nadie que velara por él, sufrió saqueos que dieron la estocada final al gran hotel.
El Hotel permanece cerrado hasta principio de los ochenta. En 1986 se inaugura el nuevo Hotel TermasCacheuta, luego de la gran tarea de demoler lo poco que quedo del viejo hotel abandonado y recuperar las pocas estructuras que aún estaban en pie, como la torre histórica, la capilla, la piscina, algunas paredes y la hermosa balaustrada.

Historia de la Ruta 82

y cómo se convirtió en el polo turístico de vanguardia para Mendoza

Historia del Hotel Termas de Cacheuta